De: Rosie 

Para: Alex 

Asunto: Re: Re: ¡Sorpresa!

¡Sorpresa! Qué manera tan encantadora de decírtelo. No se me ocurre una manera mejor de anunciarle la feliz noticia a mi mejor amigo.

De: Alex 

Para: Rosie 

Asunto: ¡Boda!

Lo siento mucho, es una noticia estupenda. No me hagas caso, estoy cansado y muy quejica. Dime, ¿cómo fue la pedida? ¿Cuándo es el gran día? Pensaba que Comosellame no quería casarse.

De: Rosie

Para: Alex 

Asunto: Re: ¡Boda! 

Vamos, Alex, no tienes que fingir que te interesan todos los detalles, no pasa nada. Y se llama Greg, por cierto. Bastante tienes con lo tuyo, así que ya te aburriré en otro momento. Sólo quiero que sepas que el «gran día» no será tan grande. Será lo que suele llamarse una celebración en la intimidad, sólo amigos íntimos y familia. Greg tiene claro que no quiere nada demasiado exagerado y a mí ya me viene bien así.

Katie será mi dama de honor y quiero que seas mi padrino. Si Greg puede tener uno, yo también. Por favor, di que sí. Sally y Josh también están invitados, naturalmente. Haced unas vacaciones en familia. Apuesto a que todavía no lo habéis hecho. Os podréis relajar y disfrutar juntos, cosa que sin duda merecéis. Así, por fin pasaríais unos días en familia. No voy a abundar en la proposición de matrimonio. Sabía que tarde o temprano ocurriría, así que tampoco fue tan sorprendente…

De: Rosie 

Para: Stephanie 

Asunto: ¡Qué romántico!

¡Ay, Stephanie, qué romántico! ¡No tenía ni idea de que iba a pedirme que me casara con él! Me llevó a pasar el fin de semana a un pueblecito del oeste del que nunca había oído hablar, así que no pienso intentar escribir su nombre. Nos alojamos en una casa rural encantadora y fuimos a cenar a un restaurante que se llama The Fisherman’s Catch. Teníamos todo el comedor para nosotros dos. La atmósfera era mágica y a los postres ¡Greg va y me lo pide! Luego dimos un paseo por la orilla del lago y volvimos a la casa rural. Todo muy mesurado y discreto, pero ¡tan romántico!

De: Stephanie 

Para: Rosie 

Asunto: Re: ¡Qué romántico! 

Qué raro, Rosie, siempre pensé que querías fuegos artificiales y romanticismo, pétalos de rosa y violines mientras tu hombre hincaba la rodilla en tierra y te proponía matrimonio delante de una multitud boquiabierta y emocionada. La proposición de Greg me parece muy bien, pero ¿qué ha sido de tu sueño?

De: Rosie 

Para: Stephanie 

Asunto: Fuegos artificiales y pétalos de rosa. 

Bueno, esas cosas no encajan con el estilo de Greg, ya sabes cómo es. Habría resultado ridículo que Greg se colgara de una araña y cantara una canción de Sinatra mientras me lanzaba pétalos rojos de terciopelo (aunque la idea es maravillosa). Además, lo que cuenta no es la proposición sino el matrimonio…

RUBY: ¿Te propuso matrimonio en Bogger-reef? 

ROSIE: Sí, es un pueblecito muy mono… 

RUBY: ¡Tú NO SOPORTAS los pueblecitos monos! ¡Eres una urbanita! ¡Te gustan las ciudades, el ruido, la contaminación, las luces potentes, la gente grosera y los edificios altos!

ROSIE: Pero es que nos alojamos en una casa rural deliciosa regentada por un… 

RUBY: ¡Tú NO SOPORTAS las casas rurales! Estás obsesionada con los hoteles. Trabajas en un hotel. Quieres dirigir un hotel, ser dueña de un hotel, vivir en un hotel y hasta puede que quieras SER un hotel. Para ti el mayor lujo es hospedarte en un hotel y te llevó a una mierda de casa rural en el quinto pino.

ROSIE: Bueno, pero tendrías que haber visto el restaurante. Se llamaba The Fisherman’s Catch y estaba decorado con redes de pesca colgadas del techo…

RUBY: Mataste de hambre al pobre pez de Katie hasta que quedó flotando en aquella apestosa pecera y luego lo tiraste al retrete. Te vienen arcadas cada vez que ves comer ostras (lo cual, por cierto, resulta muy embarazoso en los restaurantes). Te tapas la nariz cada vez que como atún, piensas que el salmón ahumado es un invento del diablo y las gambas te hacen vomitar.

ROSIE: Tomé una ensalada muy rica, para que te enteres. 

RUBY: ¡Siempre dices que las ensaladas son para los conejos y las supermodelos! 

ROSIE: Da igual, terminamos la velada paseando cogidos de la mano a la luz de la luna por la orilla del lago…

RUBY: Tú ADORAS el MAR. Quieres vivir en una playa. En el fondo quieres ser una sirena. Piensas que los lagos son aburridos, dices que les falta la «escenografía» del mar.

ROSIE: ¡Por favor, para ya, Ruby! 

RUBY: ¡No! ¡Por favor, para tú de mentirte a ti misma, Rosie Dunne! 

ROSIE se ha desconectado.

De: Rosie 

Para: Alex 

Asunto: SOS 

Alex, por favor, sálvame de mi familia y amigos. Me están volviendo completamente loca. 

Tiene un mensaje instantáneo de: ALEX

ALEX: ¡Anímate! ¿Qué problema tienes?

 ROSIE: En realidad no quiero comentarlo. Quiero olvidarme de ellos un rato. 

ALEX: Eso está bien, puedo entenderlo. A mí también me vendrá bien distraerme un poco. ¿Por qué no me cuentas cómo fue la proposición de Comosellame?

ROSIE: Vale…, allá voy otra vez. Greg me llevó a un pueblecito muy tranquilo en el campo. Nos alojamos en una casita rural fantástica. Cenamos en un restaurante encantador que se llamaba The Fisherman’s Catch. Me propuso matrimonio cuando yo tenía la boca llena de lionesas de chocolate, dije que sí, dimos un paseo por la orilla del lago y contemplamos la luna rielar en el agua. ¿No es romántico?

ALEX: Sí, muy romántico. 

ROSIE: ¿Eso es todo lo que tienes que decir? ¡¿Tres palabras sobre una de las noches más importantes de mi vida?!

ALEX: Podría haber sido mejor. 

ROSIE: ¿Cuánto mejor? ¿Qué habrías hecho tú para que fuera mejor? ¡Me muero por saberlo! ¡Según parece, todos me conocéis mucho mejor que yo misma, así que adelante, sígueme la corriente!

ALEX: ¡De acuerdo, acepto el reto! Bien, en primer lugar, te habría llevado a un hotel de la costa para que tu suite tuviera increíbles vistas al mar. Podrías quedarte dormida escuchando el batir de las olas contra las rocas, habría cubierto la cama con pétalos de rosa rojos, habría encendido velas por toda la habitación y habría puesto tu CD favorito para que sonara de fondo. Pero no te habría pedido que te casaras conmigo ahí. Te habría llevado a un sitio bien concurrido para que todos se quedaran boquiabiertos al verme rodilla en tierra pidiéndote en matrimonio. O algo por el estilo. Fíjate en que he puesto en cursiva todas las palabras clave.

ROSIE: Oh. 

ALEX: ¿Eso es cuanto puedes decir? ¿Sólo una palabra sobre la noche más importante de nuestra vida? Me arrodillo para pedirte en público que pases la eternidad conmigo y dices «Oh»? ¡Tendrías que reaccionar mejor!

ROSIE: Vale, ésa también hubiese sido una bonita proposición matrimonial. ¿Acaso he dado mucho la lata con las proposiciones matrimoniales, Alex?

ALEX: Continuamente, amiga mía. Continuamente. Cualquiera que te conozca un poquito tiene claro que eso es más o menos lo que siempre has soñado al respecto. Aunque un fin de semana en una casa rural también suena bien.

Para Alex, Sally y el pequeño Josh: DENNIS & ALICE DUNNE Tienen el honor de invitaros a la boda de su querida hija ROSIE con GREG COLLINS. El 18 de julio de este año.

Anuncios